Liderar el futuro

Liderar el futuro

Cuando empiezo un nuevo curso o programa, tengo la sana y práctica costumbre, de nombrar, de manera consensuada y democrática, a un-a lider-delegado-a de mi clase.

Justo un breve momento después de iniciar mi presentación, pregunto a la audiencia presente, si alguien quiere ser líder voluntario de forma altruista y arbitraria, por el simple y mero hecho, de liderar, practicar, canalizar, negociar, cohesionar y aprender.

Lo mismo sucede cuando solicito que en cada trabajo de grupo asignado y validado, disponga de su líder-vocal dinámico, organizador, coordinador y motivador.

Todavía en ninguna ocasión (y espero no se modifique dicha tendencia) me he encontrado en la circunstancia, que no me haya surjido uno-a de forma voluntaria y que no hayan sido aceptados-as por el resto del equipo.

A menudo me pregunto el motivo y la razón real porque han aparecido dichos líderes concretos, aparte de que ya sean delegados de clase y el grupo en general exclame unánimamente que debería serlo.

Tampoco sé cuantos de los líderes voluntarios se han arrepentido de serlo, aunque considero que su función y tarea no significa gran dedicación ni esfuerzo y si un buen aprendizaje y una simulación de lideraje que bien seguro pienso les será útil para su futuro profesional y personal.

Podemos discernir o llegar a pensar que los líderes surjidos voluntarios tienen algún componente, dote o característica que los puede distinguir del resto.

La mayoría de mis alumnos en un presente o un futuro no muy lejano se ven o verán envueltos en la gestión y lideraje de equipos multidisciplinares. Sólo cabe, dejar pasar el tiempo, y seguir su trayectoría profesional para observar que muy probablemente acaben ocupando puestos que les exige liderar o inter-emprender.

Como he comentado en varias ocasiones la «actitud» positiva y constructiva en equilibrio & vs una «aptitud’ formada y elaborada es una factor diferencial y determinante.

Se necesitan personas con buena base humana y buen bagaje profesional que sean capaces de liderar de forma eficiente y responsable el futuro dinámico que nos espera.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*