¿ Sabes a dónde vas ?

¿ Sabes a dónde vas ?

¿Quién ó qué tiene el poder de afirmar que no seremos capaces de convertirnos en lo que nos propongamos ser o nos hace ilusión llegar a ser ?, ¿ si no es que haya una característica o aptitud fundamental que no cumplamos para dicha profesión o puesto ?

El pensar que todo es posible y lo podemos lograr es sano, conveniente y deseable.

Muchos profesionales que han triunfado comentan en sus memorias que hubo alguien en su vida que les dijo que no llegarian a ser lo que han sido.

Deberiamos encontrar y descubrir a aquellas personas que realmente nos quieren ayudar y que verdaderamente podemos confiar y descubrir si confian en nosotros : los que quieren que seamos felices o que nos vaya bien la vida, trabajar en equipo se obtiene mejores resultados.

Desgraciadamente hay gente que de forma visible o velada es bastante individualista y mira demasiado para ella y sólo te quiere para obtener sin dar nada a cambio, son los que podemos denominar ‘vampiros de energía’. En la medida de lo posible deberíamos evitarlos. La tendencia es a la colaboración y a compartir para ganar mutuamente.

La actitud es importante, más que importante, fundamental, dar primero para alguna vez recibir.

El sentido de riesgo y de vivir la vida intensamente y querer alinear nuestras aficiones y aptitudes al futuro.

La autoconfianza, arriesgar y visionar, tres términos que deben ir unidos. Diferenciar entre sobrevivir y vivir, entre existencia y experiencia-pasión.

Algunos lugares dicen que ya se realiza este servicio de forma suficiente de orientar a los estudiantes o personas que necesitan reorientarse, pero a menudo, observo o me lo dicen, que la gente en distintos niveles va bastante desorientada sobre su destino deseado-alienado con sus aptitudes y vocación, o tiene las mismas dificultades que las anteriores generaciones en descubrirlo pero con la diferencia que se enfrentan a un mundo más incierto y cambiante.

A menudo estudiantes de último curso de grado, me preguntan que master deben estudiar y mi respuesta suele ser la misma: que primero deberían recordar porque decidieron seguir el camino actual y saber realmente donde van o quieren ir (similar a cuando te compras un ordenador debes saber primero para que lo utilizarás).

En el caso de las generaciones mas jovenes los padres y tutores tienen una importancia significativa porque estan preocupados por el futuro de sus hijos y pueden disponer dedicar más recursos a a dicha labor vista desde su experiencia presente.

Orientación en los institutos, en las universidades…: pienso que iría bien poder dedicar más recursos y poder contratar más personas con vision ‘lateral’, enfoque práctico y contactos multi-sectoriales.

Los caminos son distintos pero debemos visualizar hacia donde vamos y nos es sencillo porque el futuro es incierto y a veces es complejo auto-evaluarse.

El mundo VUCA, el avance tecnológico, la metamorfosis constante, la globalidad, la evolución creciente hace que no sea fàcil predecir. Existen distintas trayectorias, algunas multisectoriales y transversales otras lineales. La variedad versus la especialidad, seguir un camino coherente tiene sentido pero no es garantía de llegar donde realmente queríamos llegar,

Por pura necesidad, a lo mejor deberemos trabajar en cualquier cosa especialmente al principio de nuestra carrera profesional, pero en la medida de lo posible deberíamos avanzar hacia donde queremos realmente llegar, cumplir nuestros sueños de la infancia (si fueron vocaciones precoces) y que como dice un buen amigo nos de felicidad y ganas de ir al trabajo y que nos sepa mal que un día nos jubilen.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*